Tirolinas – posicionamiento trabajos verticales (I)

Tirolinas – posicionamiento trabajos verticales (I)

  • Rapel-guiado
  • rapel-guiado-petzl
  • tirolina-espeleosocorro
  • trabajos-verticales
  • Tirolina-Alpincr
  • Tirolina-camilla
  • Tirolina-horizontal-1

Las tirolinas y los rápeles guiados son un recurso muy empleado dentro del mundo vertical y del rescate vertical.

La tirolina, también llamada cuerda soporte o guía, es una instalación de cuerda, horizontal o inclinada, generalmente sin puntos intermedios, que une un punto inicial A con un punto final B.

Por ejemplo, una tirolina en un parque de aventura, se usa para descender a personas de una manera controlada; praticando el barranquismo o en espeleología, nos puede ser útil para evitar una peligrosa marmita trampa, o una cascada.

Tirolina-camilla

El empleo de tirolinas en un rescate vertical en espeleología es muy habitual a la hora de movilizar la camilla. Esta maniobra conferirá al operativo rapidez, seguridad, y eficacia para afrontar algunas dificultades del medio subterráneo (desfondamientos, meandros, zonas acuáticas, etc.).

En el terreno profesional, trabajos en altura o trabajos verticales es habitual encontrarnos trabajos en los que solo es necesario desplazarse en sentido vertical, (por ejemplo, reparando una fachada, revisando una chimenea, pintando un patio de luces…), situaciones en las que normalmente colocamos varias líneas de trabajo paralelas, y simplemente nos desplazamos arriba y abajo, cambiamos de línea de trabajo y nuevamente arriba y abajo.

 

Sin embargo, existen actuaciones en las que, por sus características, se exige que usemos nuestra imaginación para diseñar tendidos de trabajo adaptados a la situación.

trabajos-verticales

Nos referimos a aquellas situaciones en las que necesitamos movernos tanto en el sentido X (en el sentido de la tirolina) como en sentido Y (en sentido vertical).

 

Esto será relativamente fácil cuando nuestro compañero intervenga, pero, ¿y si necesitamos realizar estos movimientos nosotros mismos sin la ayuda del compañero?

 
 

Detalles a tener en cuenta cuando usemos tirolinas:

  1. La instalación es a medida. La dimensionaremos según nuestras necesidades
  2. En trabajo usamos dos cuerdas guía; en uso deportivo, solemos usar una cuerda. Si prevemos riesgo de caída de piedras, roces imporantes, necesitamos obtener menor flecha, etc., usaremos doble cuerda
  3. Una vez diseñada la tirolina y la instalación en conjunto, es imperativo establecer un protocolo de rescate. Puesto que cada obra es diferente, debemos establecer un protocolo de evacuación para cada trabajo. Al menos, aseguraremos estas 2 reglas de oro:
    • Los extremos de las tirolinas deben ser desembragables; (al menos una de las dos cabeceras), de manera que ante un problema, el compañero pueda destensar la tirolina e intervenir sin necesidad de acercarse a él. Esto se llama intervención indirecta. (Es muy importante, dejar cuerda sobrante para poder destensarla, y con nudo fin de cuerda)
    • El compañero tendrá el material necesario para que, en caso de necesidad, pueda intervenir directamente
  4. Es posible realizar una instalación en la que un solo técnico pueda regular movimientos en el eje de la tirolina y en el eje vertical (más adelante explicamos cómo)
  5. El tensado de la tirolina es sencillo y se puede realizar con 2 técnicos. Bastará con montar un polipasto 3:1
  6. Los dispositivos de anclaje serán fiables. Repartir la carga entre varios anclajes suele ser una buena solución
  7. Por norma general vamos a necesitar un buen nido de material
  8. La instalación suele ser laboriosa

 
En este artículo os vamos a proponer una técnica en la que un sólo profesional puede regular sus movimientos, tanto en el eje horizontal como en el eje vertical. Es decir, un solo técnico podrá desplazarse a izquierda y derecha, y subir y bajar, sin necesidad de que su compañero intervenga.

En siguientes artículos os propondremos otras maniobras y técnicas para otro tipo de situaciones.
 

Posicionamiento sobre tirolina horizontal

Esta instalación vertical nos permitirá realizar nuestros movimientos arriba y abajo, y a izquierda y derecha.
Necesitaremos para ello:

  • Cuerda para la tirolina
  • Cuerda de trabajo y de seguro
  • Cuerda auxiliar
  • Un peso, que podría ser una saca

 
Tirolina-horizontal-1

Cuerda de trabajo color fucsia, encargada del ascenso y descenso.

Cuerda de seguro color rojo, cuerda para el dispositivo deslizante anticaídas.

Cuerda auxiliar color verde, es la encargada de realizar el movimiento horizontal.

 

Funcionamiento del sistema

  • Para subir y bajar solamente tenemos que usar nuestra cuerda de trabajo y seguro
  • Para desplazarnos en horizontal tensaremos la cuerda auxiliar en el sentido que queramos movernos
  • IMPORTANTE. Si accedemos a la tirolina desde un lateral, tendremos que tener en cuenta que la tirolina flechará y nos llevará al centro. Tendremos que bloquear la cuerda auxiliar para situarnos donde deseemos.

 

Evacuación-rescate vertical

Ante un problema, podemos rescatar al compañero de varias formas:

  • Desembragando las tirolinas y rescatandolo hacia abajo (intervención indirecta)
  • Realizando una intervención directa con la maniobra que nos pida la situación

 
 

En ocasiones esta maniobra puede resultarnos útil y ventajosa para desarrollar nuestras labores. ¿Ejecutas otro tipo de maniobra? Cuéntanos.


2 Respuestas

  1. Muy buen post!!!! Felicidades!!!
  2. Fernando Piera
    ¡Gracias!

Agregar comentario