Autosocorro en barranquismo – desbloqueo en cabecera

Autosocorro en barranquismo – desbloqueo en cabecera

  • autosocorro-barranquismo

¿Cuántas veces hemos llegado a la cabecera de un rápel y al dejar caer la cuerda no hemos sabido exactamente si llega al final del rápel?

Estos problemas los tenemos de contínuo en nuestras actividades de barranquismo, escalada, montaña, espeleología, etc.

Ante esta problemática la solución "más de libro" sería instalar un rápel desembragable, con un ocho desembragable o nudo dinámico, por ejemplo; de esta forma en caso que la cuerda no llegue al suelo, poder dar cuerda al compañero y llegue al final del rapel.

Pero como no siempre tomamos las decisiones más acertadas, hoy os vengo a contar una anécdota que le ocurrió a un "amigo mío".

Érase una vez, un grupo de barranquistas, en el descenso de un barranco. El grupo llegó a lo que creían que era el R7 que contaba con 12 metros de altura. "Mi amigo" iba delante y se dispuso a instalar.
Como en tantos casos, desde la cabecera del rapel no se llegaba a ver el final de la dificultad. Ni corto ni perezoso decidió tirar 14 brazadas...

Pensó él:

- Así llego seguro, 14 brazadas = 14 metros, o más.

Como lo tenía claro, hizo un nudo de nueve y empotró el nudo. Dió la cuerda de progresión al que iba segundo y su compañero se fue para abajo.

A los pocos segundos se escuchó una voz:

- ¡¡¡Eh!!! La cuerda no llega... ¡Me faltan al menos 6 metros!
Mi amgió contestó: - ¡¡¡Espera!!!

No es que los metros de brazada de mi amigo fueran erróneos o que contara mal... Lo que pasó es que no estaban en el R7 de 12, si no en el R8 de 22 m.

Al final la cosa quedó en victoria para los barranquistas, todo salió bien, porque estaban capacitados técnicamente para solucionar esta situación.

¿Podéis imaginaros el lío que se puede montar si el grupo no sabe cómo ayudar al compañero?

El vídeo que os mostramos a continuación es una de las múltiples formas en la que podemos intervenir en el rapel. Tanto como si se queda sin cuerda, como si ha tenido un golpe o se le ha alondrado el ocho, podemos proceder de la misma manera.

Esperamos que os sirva utilidad.

Por cierto, podéis sustituir el sujeto "mi amigo" por mí 😉 y no pasaría nada...


No hay comentarios

Agregar comentario